El Dragón Chino, símbolo de la sabiduría y la nobleza

Estándar

En Occidente el dragón es un animal malvado y sólo los más valientes pueden combatirlo. En muchas leyendas occidentales este ser es el enemigo del cuento, al que hay que aniquilar para poder seguir viviendo en paz. Véase la historia de Sant Jordi, en Cataluña, en la que el protagonista para salvar a la bella y joven princesa Cleodolinda mató al dragón que quería comérsela y de la sangre del monstruo brotó un rosal del que cortó una de las hermosas rosas rojas y se la entregó a la doncella.

El Dragón Chino, en cambio, es un ser mitológico muy querido y respetado en el mundo oriental. No representa al enemigo, todo lo contrario; es un símbolo de sabiduría, riqueza, poder y nobleza. Actualmente se le considera como un símbolo nacional de China, sin embargo, no es así. El Dragón fue la insignia del Emperador de China y estuvo presente en la bandera nacional hasta que culminó la Dinastía Qing. Hoy día, el Gobierno chino ha preferido utilizar el panda gigante como efigie de la identidad nacional y evitar cualquier representación del dragón por sus connotaciones monárquicas y violentas.

Al margen de asuntos políticos, la presencia del Dragón Chino en cualquier parte significa que algo bueno ocurrirá. Además está muy presente en la vida de los chinos ya que lo encontramos en algunos edificios sagrados como los templos o las murallas, en los desfiles como el del Año Nuevo Chino, también aparece como leitmotiv decorativo y artístico así como en las leyendas, la mitología o el Zodíaco chino. El Dragón Chino se caracteriza por reunir diferentes elementos de otros animales: el cuerpo de una serpiente, las garras de un águila, las piernas de un tigre, los bigotes de un bagre, las astas de un venado y las escamas de un pez. Como curiosidad, el dragón también está relacionado con el número nueve que en la cultura china se considera el número de la suerte.

Muchas veces el Dragón Chino aparece acompañado del Fénix. El primero es un elemento fundamentalmente masculino y el segundo animal, en cambio, se vincula con lo femenino. La unión de ambos refleja la simbiosis Ying y el Yang y representa el matrimonio feliz.

Ya sabéis, cuando veáis un Dragón Chino no salgáis corriendo, al revés, contempladlo y llenaros de todo su positivismo y acordaros de sus valores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s