Qixi, el Día de los Enamorados en China

Estándar

Imagen del Día de los Enamorados o Qixi en “El blog de Shui Viajes” de http://viajestransmes.info/blog/.

Se acerca agosto y con él el día de los enamorados en China. Este día se conoce como Qixi que significa “noche de los sietes” y se celebra con la pareja para festejar el amor, concretamente el día seis de agosto. Mientras que en Occidente el símbolo en el día de San Valentín son los corazones, en China son las luciérnagas; este luminoso insecto representa el amor y se convierte este día en el regalo preferido, mientras una de las actividades habituales es coser.

El Qixi nace a partir de una leyenda milenaria que cuenta la historia de amor imposible entre un granjero Niu Lang y el hada Qi Jie. Cuando la Diosa de los Cielos descubrió el amor entre ambos, celosa, los envió al cielo en forma de estrellas, Vega y Altair, separadas para siempre por la Via Láctea; además el hada quedó condenada para siempre a tejer nubes en el firmamento.

Una curiosidad de este día es que algunas chicas solteras participan en concursos de costura para que Qi Jie les consiga un buen esposo. Una festividad parecida al día de San Valentín de Occidente que merece la pena conocer por las peculiaridades de su antiquísima historia. El día del Qixi fue declarado patrimonio cultural chino en 2006.

Ya sabes, el día seis de agosto régalale a tu pareja una luciérnaga o, ¡ponte a coser para que aparezca tu príncipe o princesa azul!

¿Qué supersticiones tienen los japoneses?

Estándar
gato suerte

Imagen del maneki neko o “gato de la suerte” de la revista “MDZ Online”.

¿Conocéis algunas supersticiones japonesas? Como en todas las culturas del mundo en Japón también tienen supersticiones, muchas relacionadas con los números, las  palabras o con su propia historia. Muchos japoneses huyen de los fetichismos ya que si los aceptan creen que influirán en sus vidas. Sin embargo son pocos los que no acaban creyendo en las supersticiones; de hecho es muy común ver en todos los negocios japoneses el maneki neko o “gato de la suerte” que atrae la buena suerte y a los clientes.

Muchas de las supersticiones niponas se han importado de otras culturas, como por ejemplo la del gato negro, si te cruzas con él trae mal augurio, aunque en Japón es sinónimo de mala suerte cuando lo hace por detrás de ti. Con la cultura china comparten la creencia de que el cuatro es el número de la mala suerte ya que se pronuncia prácticamente igual que “muerte” (de ahí que no exista la cuarta planta de algunos edificios).

He aquí algunas de las supersticiones más curiosas:

  • Los zapatos son protagonistas de muchas supersticiones niponas: si te pones los mismos zapatos que se mojaron en su día por la lluvia volverá a llover o no estrenar zapatos nuevos por la noche ya que atraen la mala suerte.
  • El primer sueño del año es muy importante y es que su significado puede condicionar la suerte que tendrás ese año. De hecho, el segundo día del año en el calendario tradicional japonés se llama hatsuyume o “primer sueño”.
  • Siguiendo en la estela de los sueños, soñar con serpientes o berenjenas es una buena señal.
  • Otra superstición muy peculiar es la de los luchadores de sumo que antes de salir al recinto de arena donde van a luchar esparcen sal para evitar la derrota.
  • Una de las más curiosas es la que atañe a la sangre y es que dependiendo del grupo sanguíneo al que pertenezcas serás de una forma u otra: si eres del tipo A eres metódico, si eres del B eres original, si eres del tipo AB eres una persona sensible y si perteneces al 0 buscas relaciones largas y eres equilibrado.

Así que ya sabes, sueña con berenjenas y serpientes, no estrenes tus zapatos nuevos por la noche y si quieres comenzar una relación infórmate de tu grupo sanguíneo. ¡Toma nota!

Un repaso por la obra de Haruki Murakami

Estándar

Imagen de Haruki Murakami de la revista artsfuse.org

Haruki Murakami (Kioto, 1949) es uno de los novelistas contemporáneos más conocidos en todo el mundo. El escritor nipón ha ganado varios premios prestigiosos de literatura como el Premio Franz Kafka y el Premio Jerusalem. El libro Tokio Blues (1987) llevó a Murakami a la fama tanto en Japón como en el resto del mundo; Sputnik, mi amor (1999) y Kafka en la Orilla (2002) le catapultaron como uno de los autores más influyentes de la literatura posmoderna y con 1Q84 (2009) vendió más de un millón de ejemplares.

El novelista japonés vivió en Estados Unidos una larga temporada donde se empapó de las obras de escritores clásicos como John Irving o Francis Scott Fitzgerald. Además de los grandes de la literatura norteamericana, la bibliografía del autor nipón está muy influida por la música (el título original de Tokio Blues  es Norwegian Wood, uno de los temas más conocidos de los Beatles).

La noticia del terremoto de Kobe y el atentado terrorista en el metro de Tokyo llevaron a Murakami de vuelta a Japón. A partir de ese terrible suceso nace el libro de relatos Después del terremoto (Tusquets, 2013) donde el escritor reúne seis historias que transcurrieron después de la tragedia.

Todavía vamos a tener que esperar en España para leer su último libro El descolorido Tsukuru Tazaki y sus años de peregrinación (2013) con el que Haruki Murakami ha aparecido después de dieciocho años sin comparecer ante los medios. De momento ha sido un éxito de ventas en Japón y ha recibido críticas positivas. ¡Esperemos que no vuelva a desparecer y siga publicando más libros!

El Festival Otaue, la fiesta del arroz en Japón

Estándar

Imagen del cultivo de arroz del blog http://www.japonismo.com

El próximo 14 de junio se celebra en Japón el Festival Otaue, una fiesta que se conmemora para que el arroz que se planta por estas fechas dé buen fruto. La Fiesta del Arroz se celebra cada año el 14 de junio en Osaka, la tercera ciudad más grande de Japón, concretamente en el templo de Sumiyoshi.

El mes de junio es la estación de las lluvias o tsuyu en Japón, una buena época para la plantación del arroz. Este cereal es el pilar de la alimenatción oriental, la base de la gastronomía japonesa. El cultivo de arroz se conoce como taue y consiste en  transplantar los brotes de arroz a los arrozales inundados. La plantación de arroz se ha convertido en un verdadero ritual de la cultura oriental y el Festival de Otaue en Osaka es el único que celebra fielmente este culto tradicional.

Al margen de la siembra, el principal atractivo para los turistas son las danzas y las representaciones que se llevan a cabo.  Estos  espectáculos  dan fuerza y vida a las semillas de arroz recién plantadas y  son dignos de ver, como por ejemplo, las procesiones de hombres vestidos de samuráis alrededor del campo sembrado. Pero sin duda alguna lo más recomendable es la Sumiyoshi Odori, una coreografía de más de cien bailarinas.

La fiesta continúa y hay que seguir acudiendo a los campos sembrados para rendir culto a las plantaciones. Y es que en Japón nadie se olvida del arroz una vez plantado.

El significado de los colores en China

Estándar
carta-de-colores-chinos

De Culturacolectiva.com

En China los colores tienen su significado propio, en la antigüedad cada color simbolizaba una determinada clase social. Hoy esa diferenciación ha perdido el sentido pero los colores siguen manteniendo un determinado significado. He aquí tres de los colores más importantes para la cultura china: el blanco, el amarillo y el rojo.

El color blanco en China significa como en muchas otras culturas pureza y pulcritud. Muchas veces se asocia al ideal de belleza, la piel pálida y delicada responde a los cánones de belleza de algunos países asiáticos. En la antigüedad representaba el oeste y su símbolo era un tigre blanco. En la guerra civil el blanco pasó a identificar al sector conservador (Ejército Blanco) mientras que el rojo era el símbolo de los revolucionarios (Ejército Rojo). En la etnia han el blanco está relacionado con la muerte, por ello asisten a los funerales vestidos de este color.

El color amarillo está vinculado desde la antigüedad con el poder, ya que el dorado era  el color de la familia imperial y su uso estaba prohibido para los demás. Sólo los budistas podían utilizarlo, hoy podemos verlo en sus trajes, en el color de los templos y en las estatuas de Buda. De hecho, en el budismo encontramos el origen de su  significado actual:  la nobleza y sabiduría. Hoy día también está vinculado con el sol y el oro;  por ello simboliza la cosecha, la tierra, el calor y la riqueza, así como la nobleza, la alegría y la prosperidad.

El rojo es un color con mucho peso en la cultura china. Desde Occidente este color es el símbolo de China por excelencia ya que está presente en las fiestas tradicionales, en algunos monumentos o edificaciones como las murallas de la Ciudad Prohibida, en la bandera de cinco estrellas de la Plaza Tiananmen, en los vestidos  de los paisanos y en muchas tiendas. Principalmente este color simboliza la felicidad. El rojo trae consigo buena suerte, pasión, justicia y prosperidad. También está íntimamente relacionado con la revolución. En las bodas tradicionales chinas la novia lleva vestido rojo aunque por influencia de la cultura occidental cada vez son más las que se visten de blanco inmaculado.

¿Ya sabéis qué significado tiene cada color en vuestra cultura? ¡Todo un mundo por conocer!

La cultura del Taichí

Estándar

Muchos ya sabréis lo que es el tai chi chuan. Actualmente es una de las artes marciales más conocidas y practicadas en todo el mundo. Sin embargo su origen es muy remoto y algo confuso, no hay unanimidad a la hora de establecer cuándo surge, muchas teorías lo vinculan con el taoísmo y existen varias leyendas que así lo corroboran.

El tai chi es una práctica físico-espiritual, una meditación con movimiento. Hoy podemos encontrar diferentes técnicas de tai chi, cada una de esas diferentes formas recibe el nombre de la familia que lo originó: Chen, Yang, Wu, Sun, Hao…Actualmente el más conocido en todo el mundo es el estilo Yang y el de la familia Chen el mayoritario entre los chinos que practican las artes marciales.

Una de las teorías de su origen más aceptadas es la del monje taoísta Zhang San Feng del siglo XIII que muchos consideran el fundador de esta técnica. Cuenta la leyenda que un día el monje presenció la pelea entre una serpiente y una grulla pero el reptil con su agilidad iba deslizándose y sorteando los picotazos del ave rapaz. Así le llegó la inspiración a Zhang San Fen: observando los movimientos escurridizos de la serpiente.

Hoy el tai chi chuan lo practican 10 millones de personas en todo el mundo. Sus beneficios son múltiples, además de una técnica de relajación es también muy recomendable para la salud. El estilo Yang se fundamenta en diez principios: erguir la cabeza de manera relajada, mantener el pecho hacia atrás y la espalda erguida, relajar la cintura, distribuir el peso corporal equilibardamente, dejar caer los hombros y los codos, aplicar más la mente (yi) y no la fuerza física (pinyin), coordinar el cuerpo de la cabeza a los pies, conseguir un equilibrio espiritual y físico, dejar que el movimiento fluya y, por último, manternerse fijo y quieto en el movimiento.

Si buscas fortalecerte y llegar a un equilibrio físico y emocional, el tai chi es la mejor práctica para conseguirlo. En China se practica al aire libre ya que es la forma idónea de relajarse y armonizarnos con la naturaleza.

Kodomo no hi o el Día del Niño en Japón

Estándar

El próximo domingo cinco de mayo muchos países del mundo celebrarán el Día de la Madre; el mismo día en Japón tendrá lugar el Kodomo no hi o Día del Niño. Esta fiesta nacional japonesa lleva celebrándose desde 1948. En su origen se conocía como Tango no Sekku y se trataba de un festival chino que se celebraba durante el mes de mayo, un periodo  en el que se realizaban rituales para desprenderse de los malos espíritus.

En un principio era una fiesta dedicada sólo a los niños pero hoy día se extiende a ambos géneros, sin distinció,  aunque existe un día especial para las niñas, el Hinamatsuri, en el que se comen los pasteles de arroz mochi . El Día del Niño sirve para que además de jugar y pasarlo bien, los pequeños valoren la importancia de la valentía para afrontar las dificultades del futuro que les aguarda. Los padres se encargan de transmitir esos valores a sus hijos durante este día tan especial; para ello cuentan con algunos juguetes que simbolizan el coraje y la perseverancia de los samuráis como, por ejemplo, armaduras feudales o muñecos que representan a los héroes antiguos.

La bandera y símbolo de esta fiesta nacional es el Koi nobori, un pez carpa de seda que se iza en un mástil y coge forma con el viento. Los niños japoneses cuentan con una réplica del koi nobori a modo de cometa. La leyenda cuenta que el pez carpa consiguió atravesar  la Puerta del Dragón, una entrada mágica situada en la parte más elevada del río. El pez que alcanzase el portón mágico se transformaría en un fuerte dragón;  sólo Koi con su fortaleza y valor consiguió llegar a dicha puerta y convertirse en dragón.